Utiliza tus habilidades de detective para aprender Inglés

descifrar

Una de las personas más famosas de mi ciudad natal de Londres es el detective ficticio Sherlock Holmes. Los libros de Sherlock Holmes se han traducido a más de sesenta idiomas y la gente viene a Londres para visitar Baker Street, donde él vivió en estas historias.

Sherlock Holmes era un gran detective, porque tenía una enorme cantidad de conocimiento, pero lo que es más importante, porque era capaz de ver las conexiones entre cosas aparentemente no relacionadas. Eso es lo que hace a las historias tan emocionantes, es hasta el final que nos enteramos de las conexiones que Sherlock Holmes utiliza para resolver el caso.

¿Aunque, qué tiene esto que ver con la gramática?

La gramática en inglés se enseña generalmente con muchas reglas diferentes. Aprendemos diferentes formas de tiempos para el pasado, presente y futuro, aprendemos cómo cambiar el orden de las palabras cuando utilizamos pasivos, y aprendemos cómo usar ‘would’ para formar oraciones condicionales.

Lo que no aprendemos a menudo es la forma de ver las conexiones entre estas diferentes reglas gramaticales. Vamos a utilizar las formas del tiempo perfecto como un ejemplo. Si pensamos en el pretérito perfecto, el presente perfecto y el futuro perfecto, todos tienen diferentes usos para hablar de cosas diferentes.

Sin embargo, todos tienen una cosa en común – todos ellos son utilizados para unir dos acontecimientos que están relacionados de alguna manera. A menudo utilizamos el pretérito perfecto para hablar de dos eventos en una historia que se relacionan y saber cuál ocurrió antes que el otro. A menudo se utiliza el presente perfecto para hablar de un evento en el pasado que se relaciona al momento en que se relata. A menudo utilizamos el futuro perfecto para hablar de un evento que está conectado a otro evento en el futuro.

Cuando nos fijamos en las cosas que estas formas de tiempo tienen en común, hace que sea más fácil de entender la forma en que se utilizan en general. Por supuesto, habrá algunas excepciones, siempre las hay en inglés, sin embargo, ser capaz de ver las conexiones entre las formas te da una mejor comprensión de cómo funcionan.

Así que, ¿cómo puedo encontrar estas conexiones?

Aquí es donde entra la parte detectivesca. Observa la gramática en inglés y hazte algunas preguntas. ¿Cuál es la estructura? ¿Cuál es la función? ¿He visto algo similar alguna otra vez? ¿Hay una parte de esta oración que haya visto que se utiliza de un modo diferente?

Busca las similitudes entre los diferentes puntos de la gramática y no sólo te va a ayudar a recordar esas similitudes, sino que también te facilitará notar las diferencias. Al pensar en las funciones, tendrás una idea más clara de cuándo y por qué se utilizan las diferentes estructuras. Y ejercitando el cerebro, ¡un día podrías llegar a ser un detective tan bueno como Sherlock Holmes!

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked