7 técnicas de aprendizaje para mejorar tu inglés

learning-techniques

Echemos un vistazo a siete técnicas clave que pueden mejorar tu aprendizaje – y dos técnicas ampliamente utilizadas, que un estudio reciente ha demostrado valen la pena reconsiderar.

Inmersión

La inmersión es una forma común para ayudar a impulsar el aprendizaje de todo tipo, aunque parece funcionar particularmente bien para los idiomas, situando al estudiante en un contexto, fuera del aula, donde en cambio encajan en un entorno donde se habla la lengua estudiada.

Tomar unas vacaciones no cuenta en lo absoluto, pero viajar al Reino Unido, digamos, para una pasantía o un curso corto es ideal, dándote la oportunidad de escuchar y aprender en la práctica, estando rodeado día a día de la lengua en su contexto natural (no del aula).

Práctica distribuida

La práctica distribuida, un nuevo término para algo que se ha hecho durante mucho tiempo, está haciendo el aprendizaje esencialmente ‘little and often’. Los estudios han demostrado que el aprendizaje apresurado o el consumo excesivo de material de aprendizaje en un corto espacio de tiempo no son productivos para el aprendizaje a largo plazo, ya que la información no llega a las partes lo suficientemente profundas del cerebro.

En lugar de dedicar un día a la semana a tus estudios de inglés, mejor estudia media hora todos los días: esta técnica de extender tu práctica durante un periodo de tiempo, distribuido en pequeños fragmentos, hará más probable que obtengas resultados. Las pruebas encontraron que cuanto más tiempo deseas que la información permanezca, los intervalos deben ser más largos. Así que, cuando se trate de revisar grandes porciones de trabajo, tómate tu tiempo!

Exámenes de práctica

Un reciente estudio académico de los Estados Unidos encontró que los exámenes de práctica es también una gran manera de mejorar tu aprendizaje. ¿Por qué? No para elevar los niveles de estrés, sino porque los exámenes de práctica le piden al cerebro una actividad, que es diferente a cuando estamos simplemente absorbiendo información, desafía la capacidad del cerebro para recordar, buscar información almacenada previamente y te hace recopilarla con creatividad.

Podrás practicar completando unidades en tu curso, o fijándote la tarea de practicar el vocabulario aprendido cada semana, escribiendo un pequeño texto sin consultar tu material didáctico.

Aprendizaje social

Esto es excelente para aquellos que deseen mejorar sus habilidades de conversación y quieran familiarizarse con la cultura. El aprendizaje a través de amistades y haciendo amigos puede ser una de las mejores técnicas a seguir si te gusta conocer gente nueva y obtener habilidades copiándolas y adaptándolas.

Trata de encontrar una situación social (o un amigo) en la que tengas que practicar tu inglés, por ejemplo únete a una de nuestras Clases en Grupo. Este tipo de aprendizaje te permitirá escuchar y copiar sonidos y estructuras de la lengua.

Flashcards

El estudio de educación psicológica encontró que las tarjetas de memoria, como otra manera de práctica, es un método de aprendizaje eficaz para la mayoría de los tipos de estudio. Las flashcards – las cuáles puedes encontrar como parte de tu curso online – están para ‘ejercitar’ tu memoria y hacerte pensar, extrayendo esa información que ha sido almacenada en tu cerebro por tu práctica distribuida.

Aprendizaje implícito

El aprendizaje implícito es muy común, sin embargo, generalmente no ha sido reconocido, por lo que un término común para ello aún está por surgir. El aprendizaje implícito, o invisible, se refiere a la parte del cerebro que absorbe acciones e información inconscientemente. Un artículo de la revista TIME explica:

“En un estudio publicado a principios de este año, los investigadores de la Universidad de Illinois en Chicago informaron que las personas que están aprendiendo un nuevo idioma mostraron “procesamiento de la lengua como los nativos” en las exploraciones del cerebro cuando recibieron entrenamiento implícito (inmersión en el discurso de una variedad de diferentes oradores), pero no cuando recibieron entrenamiento explícito (instrucción centrada en la gramática de la lengua).”

Así que aprender simplemente rodeándote de una lengua – que incluye la inmersión como mencionamos, viajes o escuchar el radio en inglés, podría ser de mucha ayuda.

Abundancia de información

Los estudios también han demostrado que este tipo de aprendizaje, donde la mente inconsciente y el cuerpo absorben acciones e idiomas de manera rápida y profunda, ocurre efectivamente en situaciones donde hay una abundancia de información.

Por ejemplo, concentrarte en una palabra o frase gramatical puede no ayudarte mucho; pero escuchar música, radio y películas en inglés, así como el material de lectura, o el estar rodeado de hablantes nativos, te permitirá absorber sonidos e información sin darte cuenta.

Y dos técnicas que podrías descartar:

Resaltar

El mismo estudio que encontró que las flashcards y la práctica distribuida valían la pena, encontró que resaltar o subrayar era una técnica casi ineficaz para impulsar el aprendizaje.

Aprendizaje mnemotécnico o asociación de imágenes

Esto es donde recordamos algo asociando una imagen o metáfora con la palabra para ayudarnos a recordarla – sin embargo, los estudios también han demostrado que, a menos que esto funcione particularmente bien para el cerebro, ¡en realidad puede complicar más el proceso!

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked