Cómo atreverte a hablar inglés con un nativo

cabina telefónica inglesa

Aprende técnicas para tener confianza al momento de hablar con una persona nativa del idioma.

A todos nos ha pasado: es momento de poner en práctica todo lo que has aprendido en inglés y te paralizas, las palabras se vuelven un rompecabezas mental y empiezas hasta a sudar frío. Después de una experiencia así, es mucho más difícil animarse a volverlo a intentar. Pero entonces, ¿para qué aprender inglés? El objetivo principal de aprender cualquier idioma debe ser usarlo, y para volverte un experto es necesario practicar, practicar y practicar.

A continuación te presentamos algunos consejos que te serán útiles para atreverte a hablar con un nativo del inglés, sin tener un ataque de pánico en el intento.

  1. Practica hablando solo

Una de las principales razones por las que empezar a hablar con alguien nos da tantos nervios, es que no sabemos ni por dónde empezar, ni nos sentimos seguros de lo que saldrá por nuestra boca una vez que iniciemos. La mejor forma de empezar a sentirte seguro, es practicar escucharte hablar en inglés. Elige un artículo en Internet que te parezca interesante, busca la letra de tu canción favorita en inglés, escoge un párrafo de un libro en inglés que te encante. No importa lo que leas, lo importante es que lo hagas. Leer frente al espejo en voz alta te ayudará a mejorar tu fluidez y a perder el miedo de empezar a hablar con otros.

  1. Ponte en los zapatos del otro

Nadie quiere burlarse de ti, ni está esperando a que te equivoques. Tener esto en mente te ayudará a relajarte al momento de hablar inglés. Imagínate que un turista francés se acerca a ti para preguntarte acerca de un restaurante cercano. El turista en cuestión tiene un acento muy pronunciado pero te habla en español, con bastantes errores al momento de preguntar ¿te burlarías? ¡Claro que no! Es lo último en tu mente. De hecho, es más probable que hicieras tu mejor esfuerzo por entenderlo y ayudarlo, y al mismo tiempo te sentirías orgulloso de que está haciendo algo por aprender tu idioma. Es lo mismo que pasará cuando seas tú el que empiece a hablar en inglés.

  1. No olvides respirar

Poner atención a tu respiración es la mejor manera de relajarte, en cualquier situación. Inhalar lento y durante un largo tiempo, retener la respiración unos segundos y exhalar despacio es una manera excelente de combatir la ansiedad. Si el solo hecho de pensar en hablar inglés con un desconocido te pone a sudar, prueba hacer unos ejercicios de respiración para calmarte. Te ayudará a aclarar tu mente para sentirte más seguro y tener todo lo que has aprendido a la mano.

  1. Escucha con atención

Mejorar tus habilidades para escuchar el idioma, te ayudará a sentirte más seguro al momento de hablar inglés. Míralo así: si logras entender lo que los protagonistas de una serie en inglés están diciendo, será más fácil entender a cualquier persona con la que quieras entablar una conversación.  Escucha podcasts, audio libros simples, videos de YouTube, canciones, películas en inglés sin subtítulos o series divertidas. Verás que a pesar de que al principio todo parece una sola frase de 20 minutos, poco a poco aprenderás a identificar palabras e ideas. La clave está en no dejar de hacerlo.

  1. Haz un nuevo amigo

Una excelente manera de practicar tu inglés, es con un nuevo amigo, que necesite practicar su español. Te sentirás más seguro si lo ves como un intercambio, en lugar de ser tú el foco de atención. Puedes encontrar a alguien que quiera ser tu pareja de intercambio de idiomas en un grupo de Facebook, en un grupo de intercambio online, en tus clases del día a día si asistes a la universidad o practicando tu hobby favorito. Lo mejor de este método es que podrás hacer un amigo de por vida y ayudarle a alguien más a practicar y aprender español.

Hablar inglés con personas reales te ayudará a mejorar tu vocabulario, aprender frases comunes utilizadas en conversaciones casuales y conocer personas de todo el mundo. Acércate sin miedo y explícale a la persona con la que quieres hablar que estás aprendiendo; te sorprenderás de lo mucho que otros están dispuestos a ayudar.

[bsa_pro_ad_space id=10]

Artículos Relacionados