10 platillos británicos inusuales

British-dishes

Seamos realistas. La Gran Bretaña tiene la fama de ofrecer una pobre experiencia gastronómica en cuanto a cocina casera. Al visitar Londres no encontrarás escasez de restaurantes excelentes, pero la perspectiva de ir por un ‘tradicional platillo Británico’ deja a muchos sintiéndose un poco decepcionados y muchos comensales optan, por cocinas de otras culturas.

Aquí echaremos un vistazo a diez platillos inusuales que podrían desafiar tu noción sobre la comida británica – algunos te gustarán, otros definitivamente no, pero de ninguno de ellos podrás decir que es poco interesante.

Jellied eels

Se puede decir que este es de un gusto adquirido. Originario del East End de Londres – una zona típicamente de clase trabajadora -el ‘jellied eel’ fue una vez el platillo básico para la clase obrera. Contiene anguilas picadas hervidas en un caldo condimentado, una vez que se enfría se forma un tipo de gelatina de las proteínas del pescado, y luego se sirve caliente en forma de gelatina. Aunque menos popular hoy en día (¡después de esa descripción no podemos preguntarnos el por qué!) todavía puedes comer el tradicional platillo ‘jellied eel’ en ciertas partes del East End de Londres.

Spotted dick

Este postre siempre provoca una sonrisa en el rostro de los niños cuando se sirve a la hora del almuerzo en el comedor de la escuela. Un ‘spotted dick’ es en realidad un budín de manteca al vapor que contiene pasas (de ahí las manchas), posiblemente otras frutas secas y a veces brandy. Es mejor servirlo muy caliente con mucha crema pastelera, y sigue siendo en la actualidad un postre popular en Gran Bretaña.

Toad in the hole

A pesar de tener un nombre poco apetecible, este platillo es en realidad algo delicioso, y contrariamente a lo que se pudiera pensar, no contiene ningún anfibio. La receta es simplemente salchichas de cerdo horneadas en un budin Yorkshire enorme, este platillo es más sabroso cuando se sirve con mucha salsa de cebolla. El nombre por sí sólo es una peculiaridad del lenguaje; originario de finales del siglo XVII, cuando los budines empanizados se horneaban debajo de ​​carnes asadas candentes y eran conocidos como budines chorreados. Los cortes de carne de baja calidad, conocidos como ‘toadies’, eran cortados y agregados al budín para crear este platillo único.

Bubble and squeak

Este platillo se sirve tradicionalmente un domingo por la noche y nació de hacer un buen uso de las sobras. La receta consiste en hacer un puré con el repollo y la papa sobrantes de una cena con asado el domingo y después freírlo. El nombre proviene del sonido de los ingredientes al tocar la cacerola; ¡el repollo realmente rechina!

Scotch eggs

Este es un delicioso refrigerio, que tradicionalmente se come sobre la marcha o como parte de un día de campo. Un ‘scotch egg’ es un huevo cocido envuelto en carne de salchicha, empanizado y frito. Originario de Londres, este platillo ha existido desde el siglo XVIII y aunque el nombre es un misterio se cree que se origina a partir de huevos ‘scorched’, huevos quemados al ser cocinados en una parrilla a fuego abierto.

Welsh rarebit

A menudo incorrectamente denominado ‘Welsh rabbit’, el ‘rarebit’ es poco más que una versión de lujo de queso en pan tostado, con un fuerte queso cheddar derretido mezclado con diversos ingredientes como salsa Worcester, mostaza, pimentón, sal y pimienta. El nombre se cree que proviene de un viejo chiste inglés, acuñado en el siglo XVIII cuando muchos galeses eran tan pobres que ni siquiera podían pagar un corte de carne barato.

Pigs in blankets

Esta es una guarnición que hace su aparición casi exclusivamente en Navidad. ‘Pig’ se refiere a una salchicha de cerdo y ‘blanket’ una rebanada de tocino, que se envuelve alrededor de la salchicha. Como típicamente se come como una guarnición de un plato principal tal como una carne de sabor fuerte, las salchichas miniatura delgadas son las más comúnmente utilizadas, pero también puedes comprar la salchicha de tamaño normal, ¡o hacerlas tú mismo!

Cornish pasty

Proveniente de Cornualles, en el suroeste de Inglaterra, una ‘cornish pasty’ es una comida en sí. Según la Cornish Pasty Association las auténticas empanadas de Cornualles tienen una cubierta de hojaldre con una distintiva forma de “D” y están plegadas por un lado, nunca en la parte superior. La textura del relleno de la empanada es gruesa, formada por trozos crudos de carne de res molida o picada (no menos del 12.5%), nabo, papa, cebolla y un condimento picante ligero. Tradicionalmente era comido por los mineros de Cornualles que podían llevar una comida caliente completa al trabajo, y en la actualidad sigue siendo una merienda popular para la gente en movimiento.

Haggis

No leería acerca de este platillo si fuera aprensivo. ‘Haggis’ es un platillo tradicional escocés que contiene el corazón, los pulmones y el hígado de una oveja, así como cebolla, manteca, especias, sal y pimienta. Tradicionalmente se introduce en el estómago de una oveja antes de ser hervido durante varias horas. Para dar un poco de contexto sobre su creación, fue inventado en el siglo XVI cuando la persona promedio en Escocia estaba experimentando graves dificultades causadas por sus gobernantes ingleses.

Black pudding

Encontrarás variantes sobre esto en el mundo, pero en el Reino Unido la morcilla es un embutido elaborado con avena y sangre coagulada de cerdo. Se puede comer cruda (no precisamente sabrosa) o frita (¡sorprendentemente buena!) y tradicionalmente se sirve como parte de un desayuno inglés completo. No te dejes intimidar por la mención de la sangre, pues es realmente deliciosa.

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked