10 cosas extrañas que podrías ver en un menú americano

menú americano patatas fritas

Enfrentarte con las peculiaridades culinarias de un país es parte de la alegría de vivir en un lugar nuevo. Disgusto, placer, desconcierto – los alimentos cotidianos de otras culturas pueden invocar una amplia gama de respuestas en el restaurante y es una de las razones por las que algunas personas toman clases de inglés para viajes.

Alimentos de Estados Unidos se han exportado con éxito por todo el mundo – es difícil pensar en un lugar sin los arcos dorados del letrero de McDonald’s por ejemplo – pero hay algunos alimentos americanos que harían que se les hicieran agua los ojos a los extranjeros, en vez de la boca. La siguiente lista es para mostrar que los seres humanos no estamos clasificados como ‘omnívoros’ (comedores de todo) sin una razón…

  1. Root beer floats. Si alguna vez pensaste que las bebidas gaseosas dulces podrían utilizar un poco más de azúcar y una gran porción de grasa, la malteada de root beer es para ti. Desde el sabor empalagoso y la combinación de colores brillantes, a la erupción volcánica que se produce cuando las burbujas encuentran el helado, estas cosas son el sueño de los niños- y la pesadilla de los nutricionistas.
  2. Corn dogs. El humilde hot dog es una fantástica manera de obtener la dosis diaria recomendada de cartílago de cerdo y sal. El problema es, que tu cuerpo todavía está pidiendo a gritos un poco de masa de harina de maíz frita. Gracias a Dios entonces por la innovación heroica del corn dog que demuestra que incluso un clásico de la comida rápida se puede mejorar con el uso despreocupado de una freidora  y un palito.
  3. Biscuits and gravy. Este platillo es exactamente lo que piensas que es – si crees que los pastelitos, los bisquetes y el gravy idealmente deberían verse idénticos  antes  y después de la digestión. Su aspecto puede desafiar las expectativas gastronómicas europeas (¡es gris!) pero los sureños apuestan por los bisquetes y el gravy y uno tiene que asumir que saben mejor de lo que parecen.
  4. Red velvet cake. Los estadounidenses típicamente han acabado con la práctica evidente de nombrar los pasteles como los ingredientes que contienen,  en favor de un enfoque más poético. El pastel Chiffon, el pastel del Diablo y los pays Whoopie todos muestran una tendencia evocativa  en vez de descriptiva aunque el pastel Red Velvet,  un elemento básico en el menú de postres en los Estados Unidos,  lleva el nombre de un color primario y una tela de terciopelo,  ambos insípidos y por lo tanto, perfectamente descriptivos de uno de los postres más sintéticos de los Estados Unidos.
  5. Grits. Como hemos visto con los bisquetes y el gravy, en el sur hacen las cosas de manera muy diferente, aunque el atractivo perdurable de la sémola de maíz habla de la historia de las Américas, remontándonos a los nativos americanos, las prácticas de la preparación del maíz ya eran antiguas cuando los europeos llegaron. Esencialmente maíz molido convertido en comida para el alma utilizando montones de mantequilla, es pesado, soso y podría decirse que con un poco de gusto adquirido.
  6. Monte Cristo Sandwich. Un ejemplo clásico de los Estados Unidos tomando un concepto europeo – en este caso, el croque-monsieur (sandwich de jamón y queso) – y convirtiéndolo al máximo. Comúnmente se encuentran en tiendas de delicatessen y cafeterías de todo el país, esto es realmente obra del diablo: un sándwich de queso y jamón frito bañado en huevo batido, recubierto de azúcar glas y servido con mermelada.
  7. Deep fried… anything. Mientras estamos con el tema de la comida frita, vamos a maravillarnos con la tendencia de nuestros primos transatlánticos a freír todo. El sonido de tinas burbujeantes de grasa animal es sólo una parte del ruido blanco de los Estados Unidos. Y ni siquiera es tan malo para ti – el héroe americano Elvis Presley consumía grandes cantidades de sándwiches de mantequilla de cacahuate y plátanos fritos, y vivió bien hasta los cuarenta y tantos años.
  8. Frito pie. Algunas personas creen que Estados Unidos va ganando al ser líder en las tablas de obesidad a nivel mundial. Eso debe de ser, sino por qué los texanos y los nuevos mexicanos están discutiendo sobre quién creó este platillo. Con un contenido de chile, queso y tortillas de maíz (Fritos), es otro ejemplo clásico de exageración en nombre de la libertad.
  9. Twinkie wiener sandwich. Teniendo alguna relación con los clásicos aperitivos de salchichas cubiertas (salchichas envueltas en tocino u hojaldre), este curioso elemento es más como un cerdo en un traje de gordo. Bien, es posible que no veas la receta de Weird Al en muchos menús, pero es difícil de superar como un ejemplo descarado de la cultura alimentaria de América en su más divertida, sintética e imprudentemente insalubre comida.
  10. Free refills. Es fácil burlarse de la comida americana, pero no nos olvidemos de las cosas buenas. Sí, establecimientos de comida rápida estadounidenses han colonizado todas las naciones de la tierra, y es en parte debido a nuestro impulso adictivo por peligrosos niveles de sal, azúcar y grasa. En un país donde el libre mercado es el rey, el servicio al cliente ha dejado al resto del mundo rezagado,  y es el único aspecto del restaurante americano que no ha sido imitado con éxito en los mercados extranjeros.

La política de relleno de refresco gratis es un símbolo de esa actitud. La mayoría de los turistas que ordenan su primer refresco en los Estados Unidos se asombran por dos cosas: primero, el aparente barril sin fondo de la bebida, y segundo, el verdadero fondo de la bebida. Incluso los más empedernidos anti-consumistas se vuelven sensibles cuando la mesera del café viene con una jarra humeante y una radiante sonrisa para animarlos.

Por último, un consejo para quienes denuncian el tamaño de las porciones como ‘obscenas’; ¡no tienes que comerte todo! Cualquier estadounidense que se encuentra con una montaña de comida en su plato simplemente se lleva la mitad a su casa y lo convierte en dos comidas. Sin embargo, ten en cuenta que comer un Monte Cristo en el almuerzo y otro en la cena no te hace más saludable.

Si se te ha abierto el apetito con lo que te presentamos en el menú recuerda tener en cuenta algunas frases útiles para pedir comida en inglés.

Artículos Relacionados

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked