5 reglas para dar una gran presentación

presentación

Incluso si eres un gran orador, hay más a la hora de dar una gran presentación que el sólo ser capaz de hablar bien. Hoy en día, la gente espera que las presentaciones se vean tan bien como suenan y la mayoría de nosotros tenemos que preparar diapositivas para cualquier presentación que vayamos a dar. Utiliza estas cinco reglas sencillas para sorprender a tu público en tu próxima presentación.

Manténlo simple

Asegúrate de que las diapositivas no sean muy complicadas. Si son difíciles de entender, el público prestará más atención a tratar de entender las diapositivas que a escucharte. Incluso si tienes una enorme pantalla para mostrar tu presentación, aún será difícil leer el texto en la pantalla si hay mucho. Además, si la gente está ocupada leyendo la pantalla, no te estarán escuchando. Elimina toda la información innecesaria de las diapositivas y utiliza puntos para introducir un paso a la vez. Si hay algo que necesites mostrar detalladamente, divídelo en varias diapositivas o intenta explicarlo con una gráfica o imagen.

Manténlo constante

Las animaciones y tipos de letra atractivos pueden ayudar a que las diapositivas de la presentación se vean geniales, siempre y cuando no distraigan a la gente. Si decides utilizar animaciones para presentar tus puntos, sólo utiliza un tipo. Si estás utilizando un tipo de letra atractivo para los encabezados, asegúrate de que sea el mismo para cada diapositiva. Si quieres utilizar color, úsalo constantemente. Los cambios bruscos distraen y a menos que tengan una clara función, quitarán la atención del público a lo que estás diciendo.

Haz una pregunta

Escribir una pregunta en una diapositiva es una gran manera de atraer al público. La pregunta podría ir en el encabezado de la diapositiva y luego la podrías responder en los puntos más abajo. Si tienes varias preguntas en la pantalla, podrás responderlas verbalmente para involucrar al público en lo que estás diciendo.

Utiliza frases con gancho

Las frases con gancho, son pequeñas frases fáciles de recordar en una presentación, un poco como el lema de la compañía. Piensa en una frase memorable para explicar cada uno de tus puntos principales y utilízala cuando comiences o termines de hablar sobre ese punto para hacerlo más fácil de recordar al público.

Resume adecuadamente

Pon tus puntos clave en la última diapositiva para ayudar al público a recordar lo que has dicho. A veces la gente llama al punto más importante en una presentación el punto ‘take away’. Escríbelo en tu última diapositiva utilizando un lenguaje sencillo para que el público pueda recordarlo. Así podrás asegurarte de que te hayan comprendido efectivamente.

Ahora que ya sabes cómo hacer que las diapositivas de tu presentación se vean geniales, ¡todo lo que debes hacer es practicar!

Artículos Relacionados