Contenido destacado del inglés, Mundo Profesional

¿Cómo dejar de procrastinar?

¿Sueles procrastinar? ¿Sigues siendo igual de lento cuando sabes que es extremamente peligroso llegar tarde? ¿Tienen los procrastinadores una estructura cerebral distinta al resto de los humanos?

Los siguientes párrafos nos descubren las ideas de Tim Urban, un experimentado blogger y también un procrastinador.

 

El ponente ha dado en el clavo de la cuestión desde un punto humorístico. Las metáforas y anécdotas sustentan un discurso con tono cercano, tocando e inspirando a la gente al mismo tiempo.

Hoy en día, en las ciudades con un ritmo de vida acelerado, procrastinar parece haber llegado a ser un problema muy común. Una mayor presión nos lleva al aplazamiento de las tareas diarias, produciendo frustración a la hora de obtener resultados.

 

¿Cómo superar la procrastinación frenando nuestro deseo interior de auto engañarnos todo el tiempo? En este artículo veremos algunos consejos que según Tim Urban nos ayudarán a dejar de procrastinar.

Las claves según Tim: 

  1. El trabajo está estipulado para realizarlo cuando somos más eficientes.

Cómo dice el dicho, a quién madruga…

Las mañanas son el mejor momento del día para trabajar. Después de un buen descanso por la noche, estamos más animados y tenemos mejor memoria y creatividad. Con lo cual, las tareas más complicadas se deberían realizar por la mañana ya que es cuando tienen más potencial de éxito. De esta manera, tenemos mayor energía y las tareas pendientes pueden realizarse más fácilmente.

  1. Alterna trabajo con descanso.

Podemos seccionar las tareas más complejas en diferentes “sub-tareas”, y centrarnos en cada “sub-tarea” en un menor tiempo puede ser muy útil. Además, podemos dejar un intervalo de relax entre dos “sub-tareas” con lo que estaremos mejor preparados para empezar una nueva “sub-tarea”

  1. Prémiate por el trabajo bien hecho.

Recompensas temporales pueden ayudar a prevenir la procrastinación a largo plazo. Cuando el trabajo está bien realizado, tenemos la libertad de disfrutar sin sentirnos culpables.  Después de esto podemos llegar a ser tan perezosos como una marmota, y no sentirnos culpables por ello.

Establece un objetivo y un plazo aproximado para tus tareas y centra tu motivación personal a evitar caer en el arrepentimiento de no haber realizado el trabajo antes.

 

¿Tienes algún otro consejo para acabar con la procrastinación? Cuéntanos tus ideas en la sección de comentarios:

Soy de la soleada Florida, en los Estados Unidos. Me mudé a Tailandia hace más de dos años para enseñar inglés. ¡Viajar es mi pasión y quiero ver el máximo de países que pueda! Me gusta leer, caminar, relajarme en la playa y escribir.

Nina R

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *