Inglés en la Vida Real

Habla fluidamente en inglés con estos cinco consejos

Poder mantener una conversación en otro idioma puede ser difícil. No saber lo que vas a decir después puede crear silencios incómodos, cosa que no le va a gustar ni a la persona con la que hablas ni a ti. Usa estos cinco consejos para evitar silencios incómodos y, así, asegurarte que tus pláticas en inglés siempre fluyan bien y puedas divertirte conversando en inglés.

Saluda y contesta

Todos sabemos cómo decir “Hola” en inglés, pero eso es solo el principio de un saludo. Es normal preguntarle a alguien cómo están diciendo: “How are you?” o “How’s it going?” como parte del saludo. Puedes hacer estas preguntas para empezar la plática o esperar a que la otra persona te pregunte. Si la otra persona te pregunta primero, puedes decir: “Very well, thanks” o “Great, thanks” si estás de buen humor, o puedes decir: “OK, thanks” o “I’m so-so” si no te sientes tan bien.

Agrega algo más

Una respuesta simple a un saludo está bien, pero si de verdad quieres hablar, necesitas agregar un poquito más de información. Así que, después de tu respuesta, sigue hablando y da más información de cosas de tu vida. Puede ser acerca de lo que estás haciendo actualmente o acerca de un evento reciente en tu vida: “Great! I’ve just started a new job and I love it!”. Si das más información, le das a la otra persona más cosas para poder responderte y esto ayuda a que la conversación fluya mejor.

Devuelve la pregunta

Una plática es una interacción de ida y vuelta. No tienes por qué hablar todo el tiempo para que la conversación fluya. Hacer una pregunta es una buena manera de dejar que la otra persona hable por un rato. Si no se te ocurre qué preguntar, solo devuélvele la pregunta que te hizo. Esta es una manera muy fácil de mantener una conversación, porque lo único que necesitas hacer es preguntar: “How about you?” al final de tu respuesta para hacer que la otra persona te responda.

Sigue la respuesta y toma la iniciativa

La gente que sabe llevar una plática va a poner atención en la respuesta que le están dando y después va a tomar la iniciativa y hacer más preguntas. Por ejemplo, si la otra persona te dice que acaba de empezar un nuevo trabajo, puedes decir: “Oh, really?” y luego tomar la iniciativa preguntando algo como: “So, what company are you working for?”. Y pon mucha atención con cada respuesta, comparte lo que piensas y sigue haciendo preguntas abiertas o preguntas que tengan una respuesta muy larga y no solo de sí o no.

Escucha con atención

Suena raro, pero no escuches nada más con tus oídos. Haz contacto visual con la persona que te habla y usa tu lenguaje corporal para mostrar interés en lo que dicen. Asiente con tu cabeza si estás de acuerdo y usa frases cortas como: “uh-huh”, “yes” o “ok” para demostrar que estás siguiendo la conversación. Si escuchas con atención y lo demuestras, la otra persona va a tener más ganas de seguir hablando.

Acuérdate, hablar debe ser algo relajante. Una plática es una discusión informal así que relájate, acuérdate de estos consejos y disfruta teniendo una conversación fluida en inglés.

Soy Marketing Project Manager en EF Englishtown en la Ciudad de México. La música y los deportes son mis grandes pasiones. Disfruto poner día a día la práctica del inglés.

Article – Bottom – Ad12