Inglés en la Vida Real

Fluidez en 5 pasos fáciles

Hablar con fluidez en inglés puede parecer una tarea difícil. Pero, como cualquier cosa, lo más difícil siempre es dar el primer paso. Sigue estos cinco pasos fáciles para hacer que tu inglés suene más fluido, empezando hoy mismo.

Sonríe y respira

Sin importar tu nivel de inglés, tu confianza siempre es crucial. Cuando estés hablando inglés, sonríe para que te veas más seguro. Tal vez hasta ayude a que hagas nuevos amigos. También asegúrate de respirar mientras hablas. Si te trabas en lo que estás diciendo, haz una pausa, respira y después sigue hablando con más seguridad.

Apréndete vocabulario con ejemplos

No solamente te aprendas de memoria una lista de palabras. Tienes que poner ejemplos también. Si estás usando tarjetas, escribe oraciones completas en cada una para que sepas cómo usar las palabras dependiendo del contexto. Haz los ejemplos fáciles de recordar, con alguna historia chistosa o algo relacionado a tu vida.

Escucha para aprender

Cuando estés escuchando la radio, noticias o películas en inglés, pon mucha atención en lo que escuchas. Lleva apuntes para que escribas las frases nuevas y búscalas o pregúntale a tu profesor si hay alguna que no entiendas. Si estás hablando con un nativo de inglés, no tengas miedo de preguntarle cualquier frase o expresión que no entiendas. Si aprendes del “mundo real”, tu inglés va a ser más relevante y va a sonar mucho más natural que de un libro.

Ejercita los músculos de tu boca

Probablemente haya varios sonidos en inglés que no hay en tu lengua materna. Para lograr hacer estos sonidos, necesitas ejercitar los músculos de tu boca. Practica hablando en voz alta y clara en tu casa, grabándote para poder ver si lo hiciste bien. Exagera los sonidos cuando practiques solo y así vas a ver que es más fácil hablar claro en una conversación normal.

Cópiate de un hablante nativo

Puedes aprender mucho imitando la forma de hablar de los nativos. Escoge a alguien que te guste su voz y encuentra una grabación de su voz. Escoge unas oraciones y practícalas hablando tratando de sonar igual que ellos. Pon atención al sonido de cada sílaba y cómo remarca cada palabra.

 

Acuérdate, no importa cómo practiques tu inglés hablado, siempre y cuando sea de manera divertida. Practica con varias técnicas y hazlo de manera regular para que puedas alcanzar tu meta de hablar inglés fluido.

Soy Marketing Project Manager en EF Englishtown en la Ciudad de México. La música y los deportes son mis grandes pasiones. Disfruto poner día a día la práctica del inglés.

Article – Bottom – Ad12